APÉNDICE

Pasaron tres años. La empresa de mi padre pasaba por serias dificultades. Poco tiempo después suspende el pago a proveedores hasta terminar feneciendo dividida en partes en un proceso colmado de despropósitos y tan atípico que aún hoy sus protagonistas se preguntan por ello.

En el año 2005 pude saber algo de la trayectoria profesional de Gatsby. Saltaba de una empresa a otra sin interrupción. Me imaginaba a Gatsby viviendo su vida encerrado en sí mismo.

Catorce años después de nuestro último encuentro he decidido contar lo que nunca creí poder llegar a transmitir a nadie, convencido como estoy de que en alguna parte de este relato vive la fuerza de Gatsby. No es esto cualquier cosa.

Este escrito nos señala a Demian, a Ahrimán encarnado, de un modo concreto en el tiempo y en sus acciones. Este Ahrimán encarnado me es muy familiar. De esta manera quiero compartirlo, advertirlo. Me siento en la obligación de hacerlo. Pero hay algo más.

En este tiempo Demian ha aprendido a ocultarse de forma magistral. Toda su fuerza radica ahí, se multiplica ahí. Pero es de temer, verdaderamente es de temer la manera tan efectiva con la que se esconde, pues es signo de un gran poder que aún no ha emergido.

LOCALIZANDO A DEMIAN

Nunca creí que conocer la vida exotérica de Demian tuviera demasiada importancia. No pensaba que ese conocimiento me pudiera servir en el presente. No contenía ningún elemento práctico para mí, ya que no tenía intención de transmitírselo a nadie. Hablar de Demian llevaba implícito hablar de Gatsby, y esto último no lo contemplaba bajo ninguna circunstancia.

Siempre supuse que Demian era norteamericano, quizás porque Gatsby me indicó la película La Profecía. No había llegado a verla, pero sabía que en ella Demian era de esa nacionalidad. Como se puede deducir por mis palabras, no era algo que me preocupara en exceso. Sin embargo, extrañado por la cantidad de recursos que Demian movía alrededor nuestro, un día le pregunté a Gatsby:

—¿Es Demian norteamericano?

—Su patrimonio lo es —me respondió.

Esas palabras me parecieron un tanto enigmáticas. Dejé pasar la ocasión, seguro de que acabaría sabiendo algo más llegado el momento5.

Pasaron los años. Llegó a mis manos el libro Conversaciones con los espíritus de la naturaleza, de Verena Staël von Holstein. Una de esas conversaciones tiene como tema la encarnación de Ahrimán. En dicha conversación uno de esos espíritus afirma que Ahrimán aparecerá en Europa, pero que no está autorizado a decir cuándo. A veces no nos damos cuenta de las cosas más obvias porque fue entonces cuando entendí que la capacidad para situar todo tipo de elementos entorno a Gatsby era debido al fuerte vínculo que Demian tiene con este continente.

Me gustaría pensar que este libro puede ayudar de alguna manera a desvelar a Ahrimán en su encarnación actual, ya que es de vital importancia situar la encarnación de Ahrimán en el tiempo.

____________________

5. Quizás pretendía protegerme. Según lo entiendo, Demian siente una estricta enemistad por aquellas personas que, con su atractivo y carisma personal, pueden influir en las personas y hacerle sombra mientras él es sombra (como, por ejemplo, pudo ser John F. Kennedy Jr.), y aquellos otros que pueden señalar su entidad de manera concreta en la Tierra.